Cómo superar la dependencia emocional

La dependencia emocional puede superarse cultivando el amor a uno mismo para mejorar la autoestima y evitar relaciones dependientes y destructivas.

Las relaciones personales y afectivas constituyen una parte esencial de nuestra vida. Los vínculos emocionales, querer y sentirse querido, son fundamentales para lograr el bienestar psicológico. Sin embargo, existen relaciones que pueden convertirse en un problema para el equilibrio emocional. Es el caso de las relaciones de dependencia emocional que generan una gran inestabilidad y pueden convertirse en relaciones muy destructivas, afectando negativamente a la autoestima.

¿Qué es la dependencia emocional?

La persona con dependencia emocional manifiesta una excesiva necesidad de afecto y trata de conseguirlo en sus relaciones para sentirse realizado. Encuentra la seguridad en esa relación, y esto le lleva al autoengaño y a negar hechos o información que contradicen su verdad. Con el tiempo este tipo de relación se intensifica, de forma que al sujeto le es cada vez más complicado salir de ella.

Son relaciones caracterizadas por la desigualdad. El sujeto dependiente idealiza al otro, lo magnifica y se somete a él. Así es como comienza a producirse una merma de la autoestima, y surgen situaciones de estrés y ansiedad.

La persona dependiente suele buscar parejas con carácter fuerte, dominantes o déspotas, que pueden llegar a producir situaciones de maltrato físico o psicológico. De hecho, el desprecio respecto al dependiente aumenta en la misma medida que lo hace su sumisión.

Este tipo de relaciones suele romperse, aunque la persona dependiente intentará volver de forma reiterada. Se produce entonces un síndrome de dependencia, que mina la autoestima y la dignidad de la persona dependiente.  Algunos profesionales de la psicología comparan este tipo de dependencia con la que se produce respecto a sustancias como el alcohol, y hablan de “dependencia al amor”.

Estas relaciones se pueden producir de forma puntual, aunque lo más habitual es que el individuo dependiente repita este patrón de comportamiento con sucesivas parejas, ya que se trata de personas que tienen miedo a la soledad. De ahí la importancia de aprender a cultivar el amor a uno mismo.

Algunos autores comparan la dependencia emocional con la adicción a sustancias como el alcohol y hablan de “dependencia al amor”

 

¿Cómo saber si dependemos emocionalmente de alguien?

“La dependencia emocional se produce cuando depositas tu felicidad en estar con otra persona, cuando necesitas de esa relación para tomar decisiones o para sentirte bien. Sobre todo, poner la confianza y la seguridad de uno mismo en otra persona”. Esta dependencia genera sentimientos de soledad y angustia.

Este tipo de relaciones de dependencia puede darse con la pareja, pero también con otras personas con las que tengamos alguna relación afectiva, como hermanos, padres, madres, hijos, etc.  

La clave para superar este tipo de situaciones reside en cultivar el aprecio y amor a uno mismo. “Estamos demasiado acostumbrados a dar amor a los demás y a que los demás nos lo den, pero no a darnos amor a nosotros mismos. Normalmente percibimos o sentimos que el amor viene de fuera. Pensamos que el amor llega solamente cuando conocemos alguien o cuando estamos al lado de alguien, pero no cuando estamos solos”, explica nuestra psicóloga. “El amor lo tenemos dentro. Si yo no me quiero a mí misma es muy difícil que pueda relacionarme de forma sana con los demás”.

Trabajar el amor a uno mismo permite que el individuo exija menos afecto a los demás y con ello se logra que las relaciones fluyan de otra manera, que sucedan de forma natural. “El individuo debe hacerse responsable de sus propios sentimientos de frustración o dolor, sin proyectarlos constantemente en el otro, como si el otro fuera responsable de lo que siente”, explica Elisa. “Sí es cierto que debemos expresar lo que sentimos, por ejemplo si ha habido una discusión dentro de la pareja, pero el hecho de sentirse dolido debo gestionarlo yo mismo, no hacer responsable al otro de mis sentimientos”, añade.

Trabajar el amor a uno mismo

Existen toda una serie de ejercicios que permiten establecer un contacto emocional con uno mismo. Uno de ellos es el abrazo a uno mismo, con el que se logra contactar con ese amor que existe  dentro de todos para dárselo a uno mismo. “Podemos practicar este abrazo a uno mismo todos los días, por la noche, cuando nos encontramos solos y tenemos la oportunidad de sentirnos a nosotros mismos dándonos ese amor que quizá exigimos a los demás en demasiadas ocasiones. Porque no siempre se reciben los abrazos cuando se necesitan”, explica nuestra psicóloga.

El amor a uno mismo es la clave para superar un momento de autoestima baja. Te ayudamos a aumentarla con el ejercicio de abrazo que te explicamos en nuestro vídeo.

¿te has quedado con ganas de ver el vídeo completo?

genteUp te ofrece vídeos de salud y bienestar con garantía médica.
Videoconsejos realizados por doctores, profesionales sanitarios y expertos en bienestar.
Regístrate
rápido, sencillo y sin nada que instalar

DATE DE ALTA GRATIS


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.