Técnicas y ejercicios de relajación

Aprender a relajarse es cada día más necesario en sociedades donde el estrés y la ansiedad se han convertido en los peores compañeros de viaje.

Hacemos demasiadas cosas a la vez y nuestro cerebro y nuestro sistema nervioso son los más perjudicados.

“La relajación nos permite calmar nuestro sistema nervioso, pero también facilita el acceso a nuevos estados de conciencia que permanecen ocultos debido a la alta actividad cerebral, al ‘ruido mental’ que no nos deja saber lo que sentimos, ni pensar con claridad”, explica Elisa Salvador, psicóloga integral. “Esta agitación mental te impide además escuchar esa parte sabia de ti mismo, la conciencia más plena”.

La relajación, ¿herramienta o hábito?

Nadie nos ha enseñado a relajarnos. Las técnicas básicas de relajación no se enseñan en la escuela, ni siquiera en la asignatura de educación física, donde prima la competitividad, la actividad motora o el aprendizaje de determinadas habilidades. En una sociedad cada vez más frenética ¿no debería la relajación convertirse en una habilidad?

La mayor parte de nosotros comenzamos a apreciar los beneficios de la relajación en la edad adulta, cuando llevados por el estrés o la ansiedad tratemos de buscar momentos para el sosiego mental. Es entonces cuando normalmente se produce el primer acercamiento hacia las técnicas de relajación, o surge el interés por alguna actividad como el yoga que nos permita ‘parar” nuestra mente.

Sin embargo, nuestra psicóloga invita a ir más allá. Es decir, no solo utilizar la relajación como una herramienta ante una situación de estrés o desequilibrio emocional. “Deberíamos integrarla en nuestra vida como un hábito, como una rutina, al igual que comer, dormir o asearse. Al fin y al cabo, la relajación permite realizar una ‘limpieza’ mental”, señala Elisa Salvador.

“Quien utiliza la relajación como un hábito logra hacerse más consciente en su día a día”, comenta nuestra psicóloga. “Esta es la manera de reducir problemas como el insomnio, bajar los niveles estrés o simplemente cambiar la forma en que vivimos determinados estados de ansiedad. Gracias a la relajación podemos percibir de otra forma los problemas diarios y tomar decisiones de forma más consciente”, concluye.

Beneficios de la relajación

Si hay algo que permite la relajación es parar todo lo que está a nuestro alrededor y centrarnos en nosotros mismos, escucharnos y escuchar a nuestro cuerpo, que siempre tiene mucho que decirnos. A través de la relajación nos sentimos como un todo, cuerpo y mente, que debe estar en armonía.

La salud es bienestar físico y mental, y la relajación es una técnica que nos ayuda a coordinar ese bienestar dual.

¿Qué podemos conseguir a través de la relajación? Numerosos estudios médicos y psicológicos establecen una relación directa entre la relajación y la mejora de ciertos trastornos:

  • Alivia los dolores de cabeza.
  • Reduce el estrés y la ansiedad.
  • Mejora el insomnio.
  • Alivia los dolores de espalda y cuello.
  • Incrementa la creatividad.
  • Ayuda a controlar las crisis de angustia.
  • Reduce el agotamiento y aumenta la energía vital.
  • Incrementa la capacidad de concentración y la memoria.
  • Favorece la estabilidad emocional.
  • Refuerza el sistema inmunitario.

Consigue relajarte y accede a estados de conciencia más plenos con los dos ejercicios guiados que te propone nuestra psicóloga Elisa Salvador.

¿Quieres practicar la relajación?

En genteUp te proponemos varios ejercicios de relajación guiados, con Elisa Salvador.

El primero de ellos tiene como objetivo trabajar los procesos energéticos del cuerpo y de la mente. Con la ayuda de Elisa vas a conseguir eliminar esa sensación de presión craneal que muchas veces sentimos y que está motivada por el estrés o la ansiedad. Poco a poco irás tomando conciencia de las partes de tu cuerpo en las que se ha acumulado esa energía bloqueada, para liberarla. También aprenderás una técnica muy efectiva, la bioenergética, a través de un ejercicio de enraizamiento. La bioenergética es una metodología usada por psicólogos y terapeutas que combina movimientos físicos y ejercicios de respiración con los cuales es posible identificar y liberar la tensión acumulada.

 

 

Para acabar la práctica de relajación lo haremos con un ejercicio de sensopercepción corporal. Una vez disminuida la tensión acumulada en el cuerpo, mediante la práctica que ahora te proponemos es posible lograr una estado de relajación más profunda. Deberás concentrarte en la respiración de una forma profunda, abdominal y torácica a la vez. Este es el tipo de respiración que tienen los bebé al nacer. Una vez haya conseguido esta respiración deberás centrarte en la relajación de los músculos faciales, e ir descendiendo en este nivel de consciencia hacia la parte inferior de tu cuerpo, comenzando por la cabeza, hombros, brazos, troncos, glúteos y piernas, hasta finalizar con los pies.

Accede ahora a todos nuestros videoconsejos de salud

genteUp te ofrece vídeos de salud y bienestar con garantía médica.
Videoconsejos realizados por doctores, profesionales sanitarios y expertos en bienestar.
Regístrate gratis y accede ahora a nuestros vídeos.

DATE DE ALTA y ACCEDE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies